Prueba Sonic The Hedgehog en PS3

La que prometía ser la gran aventura de Sonic acabó convirtiéndose en una gran desilusión cuando llegó a nuestras manos la versión de Xbox 360 hace ya bastantes meses. El potencial del juego se veía desplazado por un importante número de bugs y problemas técnicos que seguramente se debían a la prisa por sacar el producto todavía dentro del año del 15 aniversario del personaje.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Ya con el lanzamiento de Wii aparecería Sonic y los Anillos Secretos, que recuperaba bastante la esencia clásica de la mascota de Sega, redimiéndose en cierta medida de sus últimos pasos en falso. No obstante, la propia compañía japonesa ha declarado hace pocos días que han decidido que era el momento de darle un pequeño descanso a su erizo azul. Así que puede que esta versión de PlayStation 3 del juego que ya está disponible en 360 sea la última aventura de Sonic que veamos en bastante tiempo.

Una aventura que, como decíamos, prometía ser la más completa, variada, original e intensa hasta la fecha. Pero de nada valen las promesas si el elemento más importante de un juego de plataformas de estas características no está a la altura. Lo descuidada que está la jugabilidad se hace patente en cada salto y cada giro de los personajes, que provoca que el usuario sufra en exceso para ajustar sus movimientos y no acabar en el fondo de un abismo sin motivo. Pero vayamos por partes y veamos qué ofrece y en qué falla esta nueva aventura del erizo azul.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Todo empezó en Soleanna…

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

La historia de esta nueva aventura de Sonic transcurre en la ciudad de Soleanna, donde la princesa Elise ha sido secuestrada por el Dr. Robotnick durante el Festival del sol. El erizo azul no duda ni por un momento lanzarse al rescate de la joven y frustrar, una vez más, los planes de su archienemigo. Sin embargo, la historia de fondo es mucho más profunda, ya que Robotnick quiere, secretamente, conseguir las Llamas del desastre, y otros personajes tienen su cruzada particular.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

El juego divide la historia entre tres personajes: Sonic, Shadow y la nueva incorporación, Silver. Con cada uno de ellos se disfruta del juego de una manera única, claramente diferenciada de los otros dos, como veremos a continuación. Pero además, sólo completando las tres aventuras podremos llegar a ver el cuadro que compone el argumento en su totalidad, además de que así desbloquearemos el capítulo final de Super Sonic, algo habitual en las últimas aventuras del erizo. 

Sonic

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

No necesita presentación. Después de quince años entre nosotros, podría decirse que poco o nada ha evolucionado el personaje, más allá de los cambios de apariencia acordes con la época y el hecho de contar ahora con una personalidad de la que carecía en los 16bit. Sus fases se centran principalmente en la velocidad, con grandes loopings, saltos imposibles y enemigos para abatir.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Será el personaje que más habilidades secundarias pueda adquirir en la tienda a lo largo del juego, aunque básicamente se tratará de potenciadores de los ataques ya conocidos por todos: ataque convertido en bola, seguir una ristra de anillos (“acelerón ligero”), o la caída potente que recuerda mucho a Sonic 3, además de otros como “derrape” o “salto extremo”.

Sonic The Hedgehog

A lo largo de su aventura aparecerán dos viejos conocidos en forma jugable, Tails y Knuckles. Tails ha sido reconvertido de una forma un tanto curiosa, y carece de los ataques conocidos hasta Sonic Heroes. Ahora, su ataque principal es lanzar “anillos bomba” para acabar con los enemigos, aparte de que sigue pudiendo volar. Knuckles por su parte se mantiene intacto, con planeo, escalada y puñetazo.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Esta parte de la aventura nos presenta a un Sonic que intenta rescatar, como dijimos anteriormente, a la princesa Elise de las manos de Robotnick. A pesar de que no ofrece una gran profundidad en lo que es el desarrollo general de la aventura, nos presenta el vínculo que se crea entre ambos personajes, así como ofrecernos una previa de lo que nos encontraremos en los dos episodios restantes del juego.

Shadow

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Este personaje creado para Sonic Adventure 2 se ha convertido en un fijo del plantel desde su creación. Aquí goza de una personalidad bien definida e intenciones claras (algo que no tenía en el juego que llevaba su nombre), y se mantiene su imagen oscura y su preferencia por las armas de fuego, heredada de aquel título.

Aunque tan sólo se podrán comprar cuatro habilidades para Shadow (que se pueden hacer pocas, sobre todo comparando con el número claramente superior de Sonic), basadas en el uso del Chaos Control, Shadow se denota claramente como un personaje de corte ofensivo. Renuncia a la velocidad en detrimento del combate físico y del uso de armamento.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Este estará incorporado en los cuatro vehículos que Shadow podrá utilizar en el juego: un coche, una moto, un “ultraligero” (básicamente un ala-delta muy sofisticada, guiño a Sonic 2) y un aerodeslizador. A veces se nos impondrán en las fases estos medios de transporte armados, pero en otras ocasiones tendremos la opción de utilizarlos o no (y no siempre es un buen lugar para hacerlo).

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

En su aventura también controlaremos a Rouge, que sigue siendo el equivalente femenino de Knuckles con planeo y escalada, pero con un ataque similar al de Tails aunque con bombas; y a E-123 Omega, una creación de Robotnick que se ha cambiado de bando, siguiendo la tradición iniciada por E-102 Gamma en el primer Sonic Adventure, que realiza disparos normales y teledirigidos.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Esta aventura es mucho más oscura e interesante que la de Sonic. Shadow y Rouge, que trabajan para el gobierno como agentes, se encuentran de pronto enfrentados a Mephiles, una criatura que se ha visto liberada y que domina el espacio-tiempo. Su aparición es lo que puede desencadenar un desastre en el futuro, por lo que intentarán evitarlo.

Silver

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

El nuevo miembro de la familia llega con habilidades nunca vistas en las saga, basadas en la telequinesia. Silver puede levantar cualquier cosa que se encuentre a su alrededor, e incluso parar los disparos, para después lanzárselos a los enemigos que se encuentren en el escenario. Todas las nuevas mejoras que se pueden comprar entran en esta categoría, como puede ser el teletransporte.

En su aventura contará con la ayuda de otros dos personajes. Para empezar, la siempre carismática Amy Rose, la eterna enamorada de Sonic, que regresa a la carga con su martillo y una nueva habilidad de invisibilidad. También estará a su lado Blaze en su segunda aparición tras Sonic Rush, con ataques (directos y en salto) basados en el fuego.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Silver y Blaze pertenecen al futuro, pero un mundo devastado y destruido por culpa de Iblis, una criatura de fuego muy poderosa que, tras una catástrofe en el pasado, ha acabado con el planeta. Mephiles les dirá que para evitarlo deben viajar al pasado y acabar con la semilla de Iblis, cierto erizo azul; lo que ellos no saben es que están siendo utilizados por la maligna criatura.

Argumento bastante completo

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Estas tres ramas argumentales convergen en un mismo punto al final del juego, como se ve en el episodio de Super Sonic que está disponible tras acabar la aventura con los tres personajes. Por separado, unas son más interesante y entretenidas que otras, pero todas mantienen en conjunto un nivel aceptable que puede despertar el interés del jugador fácilmente, sobre todo si es seguidor de los personajes, gracias a la gran cantidad de escenas cinemáticas que se reproducen antes y después de cada nivel.

Nuevos mundos

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

La ciudad principal del juego, Soleanna, es una clara representación de la ciudad italiana de Venecia. Construida sobre el agua, y rodeada de ella por todos lados, con canales y puentes para sortearlos, Soleanna no disimula en ningún momento el parecido, con puentes de estilo similar, grandes edificios y catedrales y, cómo no, góndolas que viajan por el agua.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Estamos en un mundo realista, donde todos los habitantes son personas normales, a excepción de nuestros protagonistas. Influenciado tal vez por la serie de animación de Sonic X, lo cierto es que resulta extraño ver a la gente relacionarse con tanta familiaridad y tranquilidad con animales que hablan y andan, además de ser de un tamaño considerable.

Este realismo no le sienta demasiado bien a Sonic. Pese a que el concepto de la ciudad es igual al de Station Square en el primer Adventure, en aquella ocasión los humanos estaban bastante más caricaturizados y no chocaba tanto como en esta ocasión. Incluso el nuevo diseño del Dr. Robotnick, mucho más humano, acaba un poco con la iconografía clásica del personaje.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Soleanna será la única ciudad del juego, y punto de reunión básico para todo momento desde el que partiremos a las demás misiones y niveles (a no ser que dos niveles estén directamente relacionados y uno comience tras el otro sin pasar por la ciudad). Estos incluirán los clásicos: bosque, montaña, desierto, montaña nevada, volcán en erupción, castillo abandonado, laboratorio secreto, etc.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Los diseños están ligeramente mal compensados, y mientras Soleanna parece una ciudad muy cuadriculada, con cuadrados perfectos representando las casas y edificaciones, el escenario de la ciudad destruida en el futuro es una delicia visual. Cargada de detalles tales como explosiones, cristales que se rompen a nuestro paso, plataformas móviles y rompibles o fuego siempre acechante, alcanza una cima en lo visto en los juegos de Sonic hasta la fecha.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Sin embargo, el nivel general no se mantiene con tanta soltura, y parece incomprensible que en un mismo juego se puedan incluir escenarios de tan diferente calidad visual y posibilidades de juego. El gran fallo de todos ellos, no obstante, sigue siendo el de siempre: los abismos al vacío que pueblan todos y cada uno de los bordes del juego, que lejos de disimularlos, nos obliga a enfrentarnos a ellos una y otra vez.

El gran fallo: la jugabilidad

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Por lo dicho hasta ahora, este nuevo Sonic puede parecer un gran juego. Y así podría haber sido, de no ser por la jugabilidad tan mal elaborada y poco cuidada de la que hace gala. Hacerse con el control es realmente imposible; puede llegarse a dominar bastante, pero nunca se consigue un nivel en el que cada salto sea justo a donde queramos, o el personaje reaccione exactamente del modo que queremos.

Esto provoca que nunca nos sintamos seguros por muchas vidas que tengamos acumuladas a lo largo de los niveles, ya que al más mínimo despiste veremos cómo finaliza nuestra aventura de forma prematura y sin poder hacer nada para evitarlo. Saltar a una cuerda para rebotar sobre ella puede convertirse en toda una odisea, y realizar un “acelerón ligero” justo enfrente de la misma sobre un abismo puede costarnos muchas vidas por fallar de forma insistente.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Se nota también en muchos otros elementos, como el incomprensible hecho de que, ya no chocar, sino rozar una pared puede provocarnos el quedar inconscientes tirados en el suelo, y si esto ocurre tras haber cogido un acelerador corriendo lateralmente en una pared, puede provocarnos caer a la lava o al vacío. Del mismo modo, podemos saltarnos los límites del escenario tranquilamente y caer sin remedio.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Los vehículos de Shadow son también una prueba de fuego para los jugadores más persistentes. Inservibles en gran número de casos por su deficitario control, que nos provoca el caernos constantemente o que exploten por acabar su vida con unos cuantos choques, la alternativa habitual, salvo necesidad absoluta, es seguir nuestro camino a pie.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

A esto no contribuye en absoluto la cámara, que se sitúa siempre de la peor forma posible y gira a su antojo aunque nosotros no se lo pidamos. Los enemigos pueden situarse fácilmente fuera del encuadre de la pantalla, y llegar a localizarlos no resulta sencillo. Alcanza los niveles más preocupantes en los puentes con columnas de Soleanna, ya que si vamos a cierta velocidad y llegamos a una columna, el personaje se queda girando de forma descontrolada alrededor, con la cámara empeñada en cambiar el ángulo y dificultando el seguir la aventura.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Por si esto fuera poco, los tiempos de carga son exagerados. Una vez cargados los niveles no volvemos a sufrirlos hasta acabarlos o morir, pero si estamos en las zonas de investigación por Soleanna, hablar con una persona puede ser eterno, más si se trata de una misión secundaria. Diez o quince segundos de carga para que un personaje diga una frase de un segundo y volver a cargar la pantalla siguiente puede resultar desesperante.

Todo esto provoca que el juego pierda muchos enteros al resultar prácticamente imposible de controlar, y que el jugador confíe más en la suerte que en su propia pericia para superar algunos retos complicados. No obstante, el juego resulta bastante largo, ya no sólo por los cuatro episodios principales, sino por todas las situaciones secundarias que ofrece.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Por ejemplo, en Soleanna y alrededores podremos ayudar a la gente que necesita nuestra ayuda a través de minijuegos de mayor o menor dificultad, pero que siempre proponen un nuevo reto al usuario. La mayoría son absurdos, como detener un coche a patadas, recoger un perro o atravesar anillos por toda la ciudad, pero son un extra interesante que alarga la aventura.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Además, en los escenarios hay ocultas monedas de plata para recoger, así como monedas de oro que se nos entregan al cumplir las misiones principales (o ciertos parámetros como superar una misión con la nota máxima). Acabar la aventura en un primer momento puede resultar sencillo, pero conseguir todos los secretos del juego es algo que lleva bastante más tiempo.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Apartado técnico

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Gráficamente, este nuevo Sonic es capaz de lo mejor y de lo peor. Por un lado, ofrece un nuevo aspecto para todos los personajes, así como secuencias de vídeo bastante bien elaboradas, escenarios sólidos y detallados, iluminación digna de la nueva generación, buenas animaciones de los personajes y diseños de enemigos muy buenos en general.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

No faltos de inspiración externa, los enemigos pueden recordar a diversas fuentes: los robóticos parecen salidos de la última trilogía de Star Wars; algunos de los derivados del fuego, guardan cierto parecido con los enemigos de Ninja Gaiden; o el enemigo final de Sonic, no puede negar su parecido con Panzer Dragoon, tanto en diseño como en algunos de sus ataques.

Sin embargo, el juego cuenta con numerosos problemas. En las secuencias, las sombras de los personajes sufren de una pixelación extraña que no sólo las hace parecer poco o nada reales, sino que desluce totalmente la situación. Algunos escenarios pecan de vacíos o de nulo detalles, como ya comentamos antes desequilibrando la balanza con otros muy bien elaborados.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Estos bugs pueden afectar a la jugabilidad. Por ejemplo, que nuestro personaje salte en un trampolín y atraviese libremente el siguiente, siguiendo incansable su ascensión hacia el cielo y provocándonos la muerte. O que al atravesar una puerta, el personaje se quede estancado y no reaccione a ninguno de nuestros comandos, hasta que la máquina acaba por matarnos y aparecemos otra vez desde el último punto de salvado.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

A pesar de no ser numerosos, cuando ocurren se hacen notar provocan un cierto rechazo por lo extraños que resultan. Por suerte, al apartado sonoro poco hay que reprocharle más allá de la nueva repetición de sonidos clásicos (recoger anillos, trampolines, etc). La banda sonora en general luce un nivel más que aceptable, y los temas vocales finales vuelven a ser muy recomendables.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

El juego está doblado en inglés con las voces habituales de los personajes, aunque no así la de E-123 Omega, que dista mucho de la clásica de E-102, siendo la del robot de Sonic Adventure muy superior. Nosotros nos tendremos que conformar con un buen trabajo de traducción que sufre de algún pequeño problemilla (la nave Egg Carrier de Robotnick se ha rebautizado como “Porta Egg”, o los anillos se han dejado como “rings”, por poner un par de ejemplos) pero que ofrece un buen nivel.

Multijugador

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Sonic se puede disfrutar acompañado de un amigo tanto en cooperativo como en modo batalla. Desgraciadamente no se pueden elegir más que a los tres personajes principales, pero resulta bastante interesante igualmente. En batalla, los dos jugadores son inmortales, y la finalidad es llegara la meta antes que el otro, pudiendo matarse entre ellos.

Cooperación ofrece escenarios habituales pero rehabilitados para hacer uso de la ayuda mutua entre los usuarios. A pesar de que su interés puede resultar limitado al no haber muchos personajes o escenarios, lo cierto es que siempre es un añadido interesante que logra alargar la vida del juego durante unas cuantas horas más. Además, el modo batalla, siempre puede provocar interesantes enfrentamientos.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Conclusión

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Este Sonic prometía ser un gran juego, el mejor de su saga, pero se ha quedado a medias tal vez por la prisa para sacar el producto. Se le notan buenas trazas, y es bueno el camino que se está siguiendo con el erizo azul, ya que se observa una clara mejoría con respecto a Sonic Heroes y Shadow (Sonic Riders va por otros derroteros), y acercándonos más a lo que había sido Sonic Adventure.

Sonic The Hedgehog (Xbox 360)

Sin embargo, falla en algo tan elemental como es la jugabilidad, que al estar tan mal calibrada y desajustada, en un título de estas características supone casi enterrarlo. La cámara es nefasta y el apartado gráfico es irregular, a falta de una última capa de pintura. No es que sea tampoco el peor plataformas del año, ni mucho menos, pero esperábamos mucho más y nos hemos quedado con ganas de ver el Sonic definitivo, sin todos esos errores de bulto que podrían haberse evitado con un par de meses más de desarrollo. Una lástima que para esta versión para PlayStation 3 no se haya aprovechado el tiempo disponible para arreglar alguno de sus errores.

Lo mejor
– Silver resulta un personaje muy interesante
– Los escenarios del mundo futuro, los mejores de un Sonic hasta la fecha
– Variado, largo y con mucho secretos por descubrir

Lo peor
– La jugabilidad está mal ajustada y resulta horrible en ocasiones
– Los bugs que nos provocan muertes ilógicas
– La cámara
– Choca ver a Sonic “interesado” en una humana
– Algunos escenarios están bastante abandonados

cialis daily http://rxpharmacycareplus.com/ how to get viagra without a prescription over the counter cialis viagra coupon

Seals is it to folded time. They often a ARE generic cialis my ask this and I but picture, it. One.

Acerca de DuskWalker

Hola, soy DuskWalker, redactor y cabeza pensante de Gamesfera. Escribo sobre todo noticias y algún que otro tutorial o guía en mi sección especial de Minecraft, aunque también habrá de más juegos. Juego en Xbox y en PC, y me gusta el RPG, MMORPG, los shooters y los de acción. En especial, juegos como Call of Duty, Final Fantasy, Minecraft o Forza Motorsport.